Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Lun Jun 24, 2013 6:20 pm.
Últimos temas
» Over The Limit [Elite]
Lun Ago 13, 2012 7:12 am por Invitado

» Terra Novum (Confirmación Elitte)
Miér Ago 01, 2012 12:33 pm por Invitado

» Bradford University {Elite} {Confirmación}
Lun Jul 30, 2012 6:13 pm por Invitado

» El Mapa del Merodeador {Pjes cannon libres} // {Confirmación}
Lun Jul 30, 2012 8:30 am por Invitado

» 50 Shades of Grey || AFILIACIÓN ÉLITE ||
Dom Jul 29, 2012 11:00 am por Invitado

» PROTEGO Foro de Rol de HP {Afiliación Elite} - Confirmación
Vie Jul 27, 2012 6:39 pm por Invitado

» Nowhere is safe # Afiliación Élite {Confirmación}
Vie Jul 27, 2012 10:47 am por Invitado

» Registro de PB
Jue Jul 26, 2012 2:58 am por Johanna J. Bennet

» Registro de prefectos
Jue Jul 26, 2012 2:53 am por Johanna J. Bennet





Photobucket Clash of Kingdoms
Guardianes

Hogwarts 3rd Generación
academia phöinix
Photobucket  brothersoft.com
Dark Night .

Leyna A. Hastings {I.D}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leyna A. Hastings {I.D}

Mensaje por Leyna A. Hastings el Sáb Jun 16, 2012 11:51 am



DATOS BÁSICOS


Nombre: Leyna Ancel Hastings.
Edad: Quince años.
Nacionalidad: Stuttgart, Alemania.
Grupo: Slytherin.
O. Sexual: Heteroflexible.
Sangre: Pura.
DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
¿Alguna vez has mirado a alguien a los ojos y lo único que te has encontrado ha sido el vacío? Entonces es que has mirado a Leyna, a Leyna y a sus ojos carentes de sentimientos. Esa mirada capaz de hacer sentir un escalofrío hasta al hombre más inquebrantable. Pero ya quisiera todo el mundo que Leyna se quedase en eso, una mirada que no dice nada y aún así es capaz de poner los pelos de punta. No. Leyna ha nacido para dar más guerra que solo eso.

La rubia es sumamente posesiva, tanto que las personas muchas veces son pertenencias suyas, que nadie las puede tocar sin su consentimiento. Lo que no hace más que acentuar los conflictos de la chica con el resto del mundo. Y por lo general esas personas intocables son sus hermanos. Así que Leyna defiendo lo que es suyo, cuida de los suyos. Pero sin equivocarse, no lo hace porque los quiera, no, lo hace porque son de su propiedad. En el corazón de Leyna no hay espacio para esa clase de sentimientos. Pues ella siempre está pensando en alguna forma de divertirse, y vale, a veces se divierte como el resto de los alumnos, pero la mayor parte de las veces su diversión consiste en reírse de aquellos que carecen de sangre pura en sus venas, sobretodo si son hijos de Muggles. Le encanta ver como lloran, como gritan e intentan defenderse, ver como siempre recurren a los mismos recursos de que la sangre no lo es todo. ¡Oh, cuánto se equivocan! Para Leyna la sangre sí lo es todo, aunque no del modo en que lo piensa la mayoría, es la sangre, literalmente, lo que define a la chica. Es sádica, y le gusta escuchar gritar a los demás mientras la sangre empieza a correr. Lleva años intentando aprender a controlarse, pero no es fácil. En la mayoría de las ocasiones Leyna pierde el control y no hay nada que más desee que ver la sangre a su alrededor. Sus pupilas se dilatan y dejan paso a la bestia.

Aunque no lo parezca, Leyna sí que tiene sentido del humor, y con sus amigos, los escasos, los de verdad, le gusta divertirse, hacer el tonto y gastar bromas. Después de todo no deja de tener quince años. Pero para todo el mundo es como una princesa que camina por Hogwarts con aires de superioridad y una irritante voz aguda que no hace más que sacar de quicio a todo el mundo, en especial cuando grita.

A Leyna le da igual mentir que decir la verdad, es algo que le es completamente indiferente. Sin embargo hay un no sé qué que hace que la chica siempre se sienta tentada a decir la verdad, quizá porque nadie se lo espera, tal vez porque sabe que cuando dices la verdad y puede hacer daño, duele mucho más que su hubieras mentido. Sin embargo, cuando a ella le conviene no tiene ningún problema en mentir. Además, aunque casi nadie se lo crea, el problema de Leyna está en la pureza de sangre, no en las casas. La rubia es una persona que le da igual lo que piense el resto del mundo, lo importante es que ella esté a gusto, así que si ella ha decidido que X miembro de la casa Y merece la pena le da igual que sea de esa casa, ella será su amiga. Aunque en determinadas circunstancias sabe que es mejor mantener esa amistad en secreto.
DATOS FAMILIARES
HISTORIA
Stuttgart, Alemania
Nacen en pleno invierno las gemelas Hastings, las últimas en nacer para completar la familia, con un hermano mayor que las saca tres años. A partir de ese momento está a punto de comenzar el entrenamiento acerca de las familias de sangre limpia que reciben.
Cumplen cinco años, el hermano mayor tienen ocho, edad apropiada para empezar con una buena educación mágica, pero Leyna, siempre ansiosa por destacar, consigue meterse en las clases de su hermano mientras su gemela corretea por los lugares de la finca. Quizá por haber dejado que su padre la instruyera desde la más tierna infancia, de los tres hermanos sea Leyna la que más tenga metido en la cabeza la pureza de sangre. Aunque eso no es todo lo que hay, también tiene tiempo para jugar y reír con sus hermanos, sobretodo con su gemela.

Seis años. Momento que cambió por completo la vida de Leyna, y un poco la del resto de la familia. Cerca de la casa familiar hay un bosque, Leyna y su madre salen para dar un paseo mientras que su padre se queda con sus otros dos hijos. Amber y Leyna juegan entre los árboles cuando la pequeña se lanza demasiado fuerte a los brazos de su madre, ella tropieza y cae hacia atrás. Todo se habría quedado en un susto si no hubiera estado ahí esa piedra, esa odiosa piedra que cambió a la pequeña para siempre. Con seis años vio morir a su madre y con seis años vio también a los Thersthals; su hermana no paraba de decirle que estaba loca por eso. Quizá eso también le marcara.
Leyna intentó hacer que su madre se despertara, pero no había nada que hacer, ya se estaba haciendo de noche y ella no conocía el camino de vuelta a casa. Aquel día pasó la noche en el bosque, junto al cadáver de su madre, pasando frío y con todas las criaturas rondando a su alrededor. A la mañana siguiente les encontraron su padre y su hermano, Leyna se lanzó a los brazos del segundo, llorando y contándole entre sollozos lo que había pasado. Su padre lo escuchó y desde entonces todo lazo familiar que habían compartido se rompió. Sí, Leyna seguía siendo su hija, pero por su culpa su mujer había muerto.

Bristol, Inglaterra
Siete años. Quizá en un intento de olvidar a su mujer, el padre de Leyna decidió que lo mejor que podrían hacer sería mudarse a Reino Unido. Así que así lo hicieron. ¿Qué iban a decir unos niños de diez y siete años?
A partir de ese momento Leyna empezó a cambiar, se fue volviendo fría y distante con todo el mundo, incluida su hermana, quien parecía ir absorbiendo todo lo bueno que su gemela estaba dejando atrás. Y únicamente su hermano supo comportarse de forma que él siempre estuvo a su lado, cuidando de ella, evitando que su padre se pasase de la raya cuando Leyna hacía algo malo. Que empezaba a convertirse en una cosa frecuente.

Ocho años. Llega la carta de admisión a Hogwarts para su hermano, lo que significa que Leyna se queda sola con su gemela y su padre, indefensa. Durante los tres años que tarda en alejarse de su padre y volver a estar con su hermano, Leyna cambia completamente. Ya se ha quedado atrás aquella niña que era tan alegre como su hermana, ahora ha perdido toda la capacidad de sentir, ha sufrido demasiado para ello con los constantes maltratos psicológicos de su padre. Además, él, que siempre ha apoyado al lado oscuro, ha conseguido hacer de su hija, algo así como un miembro de sus filas casi seguro, ha conseguido que Leyna adore la sangre, que adore ver sufrir a los demás. Durante los tres años en los que su hermano mayor no estuvo, el padre de Leyna creó un monstruo.

Bristol-Londres, Inglaterra
Once años. Llega la carta de admisión a Hogwarts de las dos gemelas. Por fin Leyna se puede separar de su padre. Sin embargo, lejos de ir en un vagón junto a su hermano y su hermana, se marcha sola, a la aventura. La joven Leyna encuentra un compartimiento vacío y se sienta allí, esperando que nadie más entre. Pero para su desgracia una fila de niños de su mismo curso van pasando por ahí, a casi todos los consigue espantar con una mirada de odio, sin embargo llega una niña que simplemente se queda ahí plantada; Leyna se encoge de hombros y finalmente deja que se siente con ella en el compartimento. Tras unos minutos de silencio la chica que acaba de llegar no aguanta más y se pone a hablar, ahí Leyna descubre que es una Smeds, familia importante de sangre pura en Inglaterra, así que más por interés que por otra cosa decide seguirle el juego. Sin embargo al final terminan siendo amigas y durante tres cursos son casi inseparables. Casi. Incluso Leyna parece que está dejando de contar las cosas a su hermano para contárselas a su nueva amiga, o mejor dicho, su nueva mejor amiga. Incluso le cuenta el secreto que lleva guardando toda la vida: que ella fue la culpable de la muerte de su madre, que con los años se dio cuenta de que no había sido tan inocentemente con creía, que en el fondo la pequeña Leyna, la Leyna niña, quería ver a su madre muerta.

Doce años. Su segundo año en Hogwarts, esta vez sabe lo que la espera y ya tiene sus relaciones bien definidas, sabe a quien se debe de acercar y a quien no, y si hay algo de lo que pueda presumir la rubia es de saber que juntándose con la gente adecuada puede ser muy útil para más adelante.
Durante una de las clases de Defensa, el profesor propone a los alumnos un duelo mágico. ¡Estupendo! Gritan todos, y la verdad es que es todo un descanso para esas cases, clases y más clases. Sin embargo hay un problema, a Leyna ya la han enseñado parte de Artes Oscuras y la chiquilla ha desarrollado cierto placer al ver la sangre, al principio un simple mecanismo de defensa para no llorar pero que con el tiempo se ha ido convirtiendo en la obsesión de la rubia. Y ella es la primera en salir; la chica no tarda demasiado en tirar a su contrincante y desarmarlo, pero en la caída se ha dado demasiado fuerte y se ha hecho sangre; y ella lo ha visto. Sus pupilas se dilatan y antes de que nadie pueda hacer nada, Leyna ya está intentando, por todos los medios, conseguir que brote más sangre del chaval. Al final, entre el profesor y un par de alumnos de su casa consiguen quitarle la varita y tranquilizarla. Pero desde ese momento tiene completamente prohibido asistir a cualquier clase de Duelo mágico que se celebre en el castillo.

Trece años. Finales de curso. El problema de que la rubia confiara en alguien fuera de la familia es que se discute, y cuando se hace y las cosas van peor de lo que se espera la otra persona tiene algo con lo que chantajear. Y la menor de las Smeds conocía algo realmente importante que nadie debía saber, aún, sobre Leyna. Y ese algo son sus ansias de sangre, esa necesidad latente que tiene por matar, no aquel ataque que había demostrado el año anterior durante el duelo mágico, donde más que sus ansias de sangre lo que allí se vio fue sus ansias de poder, de querer ganar y hacerlo bien. Y todo el conflicto llegó porque desde el primer año los ojos de la ex-mejor amiga de Leyna se fijaron en Marcus, el chico Slytherin de la misma clase que su hermano, y la pequeña Smeds se enamoró platónicamente de él, sin nada sucio, simplemente era admiración, deseo, pero se trataba de una persona que estaba completamente fuera de su alcance. ¿El problema añadido? Que él odia ver como esa niña lo mira con ojos de enamorada, le da asco y no la soporta, así que cada vez que cruzan una palabra es para insultarse. La amiga de Leyna hace jurar tanto a ella como a todas las demás amigas que Marcus es intocable, y así permanece hasta finales del tercer año de las chicas, cuando Leyna acuerda con Marcus aprender legilimancia y su amiga se entera. Entonces se va todo a la mierda.

Catorce años - Actualidad. Dos años después de la discusión que tuvieron, las guerras interminables, y la intromisión de la hermana mayor de su ex-amiga, Leyna está contra la espada y la pared, por un lado porque la mayor de las Smeds se ha dado cuenta que el eslabón débil de los Hastings es la gemela de Leyna; por otro porquer la menor de las Smeds amenaza con contar a todo el colegio el gran secreto de Leyna si ella no consigue que Marcus también le enseñe a ella legilimancia, tarea que, como poco, es complicada teniendo en cuenta la relación que tienen esos dos.

FAMILIARES
Amber Hastings
-- • -- • -- • Fallecido
Amber era una mujer cariñosa que se empeñaba en brindar la mejor educación a sus hijos. Sin embargo, también era una mujer estricta que se pasó más de lo estipulado. Finalmente murió cuando las gemelas Hastings contaban con seis años.

-- Hastings
37 años • Neomortífagos • Medimago • Vivo
Al principio padre e hija tenían una buena relación. Él veía en la pequeña el potencial suficiente para ser buena en artes oscuras, una miembro destacada el lado tenebroso. Sin embargo todo cambió cuando su mujer murió a manos de Leyna. Desde entonces la relación se volvió hostil, y él es el culpable, en cierto modo, de la personalidad desequilibrada y maligna de Leyna.
No se llevan nada bien y las pocas veces que se cruzan la palabra es para discutir. Leyna lo quiere ver o lejos o muerto; pero siempre que le preguntan ella solo tiene hermanos, no padres.

-- Hastings
18 años • Neomortífagos • Estudiante • Vivo
De la familia es el único que parece comprender a Leyna, algo así como su cunfidente, su mejor amigo. Aquel que siempre está cuando la rubia lo necesita. Sin embargo no todo es de color de rosar en la relación de estos dos hermanros, Leyna es la persona más posesiva que alguien se pueda echar a la cara y su hermano es eso SU hermano, lo que significa que cada vez que se entera que ha estado con alguien se pone celosa y su misión durante esa semana consiste en hacer lar vida imrposible a esa persona que haya estado con su hermano.

-- Hastings
15 años • Neutral • Estudiante • Vivo
Se trata de la gemela de Leyna, no es que tengan mucha relación estas dos hermanas, porque son completamente opuestas, todo lo que le falta a una la otra lo tiene en exceso. Sin embargo, y debido a que la gemela de Leyna no se sabe defender, ella siempre está ahí para pelear por las dos, lo que significa que a pesar de no llevarse del todo bien siempre pueden contar la una con la otra, que siempre se apoyarán. Además les vale con mirarse para saber cómo se encuentra la otra, es lo que tiene haber estado toda la vida juntas.
OTROS DATOS
BOGGART
El mayor miedo de Leyna consiste en una cosa tan humana como perder la confianza y el apoyo de su hermano mayor y que su hermana gemela muera. Tanto una cosa como la otra aterra a Leyna de una forma sobrehumana. Pero no es lo único, también siente cierto pavor a que la pequeñas de los Smeds revele el secreto que lleva guardando durante tanto tiempo.

A pesar de eso, si alguien ve el boggart de Leyna ella lo negará, pues para todo el mundo la rubia no siente miedo, no siente nada en absoluto.

VARITA & PATRONUS
∞ Saúco, 29cm, núcleo de membrana de ala de thestral, inflexible. Buena para hechizos ofensivos.

∞ Comadreja, algo borrosa ya que no está del todo bien formada.

DATOS VARIOS
∞ Practica legilimancia.
∞ A pesar de las insistencias de su hermano, no tiene lechuza, prefiere ser ilocalizable.
∞ Debido a presenciar la muerte de su madre puede ver Therstrals.
∞ Tiene una obsesión poco sana por la sangre, cuando la ve necesita mucha concentración para no perder el control.
∞ Es zurda.

Creditos a Anthea




avatar
Leyna A. Hastings


Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 04/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.